Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

jueves, 4 de marzo de 2010

Capitalismo

Busco:
-caja de cambio que por módico precio me canjee las monedas viejas por metal en curso.
-cajero que me duplique lo que pido (no se lo diré a nadie, prometido).
-casa de apuestas que no ponga en juego mi integridad.
-caja de ahorros que se ahorre la vajilla y me compense en intereses.
-comprador de oro que acepte este par de pendientes.
-almas caritativas que donen a mi buena causa.
-mecenas que compre mis obras y me dé de comer.
-plan de pensiones vitalicio.
-banco que se pueda atracar sin usar la fuerza.
-maletín (sin nombre ni dirección) lleno de billetes.
-gorro en el que echar las monedas cuando no me quede otra que cantar en la calle.
-quien me compre papeletas a euro sin posibilidad de premio.
-décimos de lotería premiados, aún pendientes de cobrar.
-mercancía requisada que pueda vender bajo mano por las esquinas.
-viejecito entrañable y millonario que no tenga hijos y quiera adoptarme.
-cupón de descuento “en su supermercado habitual”.
-trabajo, aunque sea mal pagado.
-quien pague por que me calle.


Dime por cuánto te vendes.
Estoy ahorrando, ¿lo sabes?
Es lo único que aún no he probado.
Así que dime,
dime por cuánto te vendes.

Todo precio es poco para estar contigo
otra vez, esta noche.

4 comentarios:

Veronica Palacios dijo...

a mi no me quieren decir por cuánto se venden...

al parecer hay que averiguarlo solita!

besos mil

El chache dijo...

Yo me vendo por poco... que esta la patria mu jodia.
Un saludete

Edu dijo...

Donde entra el capitalismo sale el amor, pero muy original esta forma de declaración de afecto y deseo.
Un Beso

simplemente yo dijo...

Uy creo que comprarlo, tampoco te servirá. Besos