Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

miércoles, 12 de enero de 2011

How it feels a broken heart

Le rompió el corazón
como se rompe la cáscara de un huevo.
Así de fácil,
así sonó.
Así fluyó su alma por el suelo.
Así dejó de hablar.

Le rompió el corazón como si no le importara,
o así se le antojó a ella, con el pecho abierto,
mirando como un perro famélico que de tanta hambre ya no quiere ni cariño
como una bola de nieve sin nieve y quebrado cristal,
como unos ojos sin ojos, como cuencas vacías preñadas de rencor,
como un niño perdido sin su madre,
como alguien que de pronto no respira, y se asfixia, sin nadie que lo pueda socorrer.

Así fluyó su alma por el suelo,
como un río de llanto codiciado,
como la pérdida de la virginidad.
Así dejó de hablar,
como un animal cazado,
y humillado,
arrastrado por la tierra.
Como una pared sin lengua, con tanto que decir.

Como tú.

Como yo.

Como cualquiera.

Mutilada de por vida,
sin nunca entender por qué.

5 comentarios:

ELRAYAn dijo...

AMA-POLLA

hace tiempo que no hablamos, a ver si remediamos eso.

MUAAAKS


PD: FELIZ AÑO!!!

DIAVOLO dijo...

Aaaayyyyy... cómo duele, amiga!!! Y duele más, cuando uno ha sufrido en carne viva una y mil roturas de corazón...

Besos.

Myself dijo...

suele pasar..

Violeta dijo...

Aquí es donde se hace cierto el dicho "A quién no le ha pasado"

Sonia dijo...

Julia esto es lo más ilustrativo que he visto/ leído...será porque lo siento reciente, los pelillos de gallina, no podría describirse mejor...Un besico