Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 18 de enero de 2010

Ensayo plástico

De caberme en el papel lo mucho que eres a lo grande y a lo largo y lo ancho y a lo profundo para mí en mi vida, me dedicaría en cuerpo y alma a consagrar cada hálito en atraparte entre cuatro márgenes, sin importar la extensión que ocupara dicho maravilloso word.
De poder dar un salto y meterte de golpe en la tercera dimensión aparcaría sin duda alguna la tarea anterior para volcarme a hacerte de carne y hueso. Te pediría incluso que no me molestaras, atraparte para siempre sería una prioridad muchísimo más prioritaria que disfrutarte a ti, que en esos momentos de obsesión creativa dejarías de ser el centro y razón de todo para convertirte en musa y modelo de impoluta castidad.

Pero no puedo.
Qué pena no saber copiarte.
Tendré que conformarme contigo, en vivo, en directo, en real, en volátil, en huidizo, en mutable, en cuerpo, en libre.
Qué mala suerte tengo.

4 comentarios:

JoseAndrés dijo...

Ánimo, amapolaresponsable

Edu dijo...

Bueno es otra forma de tener. Esta claro que la que tu propones en primera instancia, es la mas bella, pero "la mas bella", no impide que la segunda estancia no sea bella también. Siempre con tus letras agiles, que son como una puerta a la fantasía.
Un Saludo

DIAVOLO dijo...

Yo diría que tienes buena suerte...

Besos.

simplemente yo dijo...

Yo también creo que tienes suerte. Besos