Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

miércoles, 30 de junio de 2010

Y tú, de cuál eres? :P

video

Sumergida en...

....PLENA FASE DE OPOSICIÓN
...PLENO FINAL DE MÁSTER, CON LA EXPOSICIÓN DEL TFM
....UN ESTADO DE SALUD CELULAR ALTAMENTE MEJORABLE :(

Así que no me lo tengáis en cuenta.
Volveré...


SUGERENCIAS PARA EL TIEMPO DE OCIO QUE ME QUEDA:

INSTRUCCIONES PARA HACER CORRECTAMENTE EL NUDO DEL AHORCADO:
"Éste es uno de los nudos corredizos que se realizan efectuando una gaza cerrada en el extremo de la cuerda. Forma un nudo deslizante muy fuerte que se mantiene incluso con sacudidas o cargas inesperadas. Se desliza sin deshacerse, pero no siempre fácilmente, por lo que conviene ajustarlo al tamaño requerido. El nombre revela su infame uso, y su otro nombre "nudo de Jack Ketch" proviene del notable verdugo y ejecutor. Existen leyendas y supersticiones alrededor del mismo. Era un nudo prohibido en los barcos de la Marina Real inglesa. Debe hacerse al menos con un número de vueltas comprendido entre siete y trece."


domingo, 20 de junio de 2010

Lo que sé

De lo que sé, todo lo he aprendido (y lo sabes)
del puño cerrado de una mano en boca propia,
de mi puño cerrado en una boca,
del rumor del viento que como oleaje sordo
a ratos vara y a otros estalla entre las rocas.

De lo que sé, todo lo he aprendido (y quizá no lo sepas)
de ese
alguien con quien me acuesto y no siempre
duermo al lado, de ese necio devenir que oscila
indeciso y loco entre el
sinsentido y el sinsentirlo.
De ese neutro placer de apartar juntos las moscas.

De lo que sé (lo sepas o no), todo lo he aprendido
en no más de dos avisos, en no más de dos palabras,
o acaso en muchos (muchos más) de los unos y las otras,
y es difícil, pero te fiaste al desnudarte de todo (ante mí),
aunque no fuera ese el orden. Aunque no fuera la causa.

Aunque no supiera, antes de ti, que aún me quedaba
tanto que aprender de puños y de bocas, porque hay algo
que hasta ti no había aprendido: que de entre todo lo que sé,
y de todo lo que no sabía, consentido y consentirlo
es posible cuando tú me tocas.

Suena: "Tumbado en mi moqueta azul". Anni B. sweet

sábado, 19 de junio de 2010

Larga vida, maestro

Si a darme vida vino Benedetti con sus poemas, García Márquez y Saramago lo hicieron si cabe con aún más fuerza GRACIAS a sus novelas.


Hoy no hay lucidez, ni ceguera, que empañe todos los nombres que en mi camino has sembrado, y no habrá muerte, ni olvido, que de mi hacer,

ni mi pensar,

ni mi sentir,

te arranquen.




Otro padre que se marcha, y otra hija a la que dejas huérfana.


viernes, 11 de junio de 2010

Te quiero

Te quiero

y acaso no te lo he dicho con el viento, ni con las nubes, ni con el Sol, ni con las plantas;

te quiero

y a lo mejor ni siquiera te lo he dicho con el agua, ni con la muerte (todavía), ni mucho menos con el olvido. (Olvidarte, yo…)

Te quiero

y puede que nunca te lo haya dicho con algo distinto de la boca, con algo diferente a las ganas de oír que tú también me quieres.

Pero te quiero…

¿Qué duda puede haber en eso?

Te quiero dulce, te quiero sereno, te quiero tímido, te quiero fuego, te quiero por partes y te quiero entero, te quiero callado, te quiero riendo, te quiero sobrio y te quiero ebrio, te quiero ayer, te quiero hoy, te quiero siempre, te quiero siempre, te quiero siempre.

Y si aún no te lo he dicho con el viento, ni con las nubes, ni con el Sol, ni con las plantas, ni te lo he dicho con el agua ni la muerte, (con el olvido nunca, olvidarte yo…), tan sólo dame tiempo.


*Re-versión de "Te quiero", de Luis Cernuda

miércoles, 9 de junio de 2010

Paladina

Me pregunto si querría ser invisible de poder serlo, si sacrificaría esta obsesión enfermiza de querer sostenerlo todo por el placer de la calma de no tener nada que sostener,
de quién me erigiría paladín si hubieran de batirse en duelo ambos polos de mí misma, qué lado de mi corazón muerto me mataría más al dispararse el arma, qué yo misma sería más yo, y menos misma, al tener que decantarse.

viernes, 4 de junio de 2010

Teorización sobre el gimnasio (VIII)

Resumen técnico:
Tiempo transcurrido: 10 meses
Frecuencia: Entre cinco y seis días por semana, salvo el mes de prácticas en el instituto, que he fallado un poco más. De nuevo repito: Maldito máster de las narices, qué difícil me haces vivir!
Adelgazamiento: La ansiedad de los exámenes y trabajos, de la inminencia de las oposiciones y otros desbarajustes me han hecho descontrolarme un poco en el hábito de la comida sana de horarios regulares, luego he recuperado un poco de peso, pero nada alarmante que no pueda volver a la normalidad (por mis cojones!)
Endurecimiento:Se mantiene exactamente igual desde el primer mes, hay cosas que no tienen arreglo. En durecimiento considerable de los gemelos.
Nivel atlético: Sorprendentemente alto, especialmente si no falto mucho.
Estado de ánimo: Un poco/bastante desganada y desencantada, pues veo que tanto esfuerzo es totalmente desagradecido y que la memoria del cuerpo es ridículamente corta.
Nivel de adicción: Bien bajo.
Record histórico: aumento en un poquito el récord existente hasta el momento: 50minutos corriendo, 10 andando rápido en cuesta máxima, 3000 metros nadando y 4 apneas (dos horas aproximadamente). Estabilización levemente oscilable de este nivel de autoexigencia (Recaida considerable cuando llevo días sin ir).
Amores platónicos: ninguno
Amores no platónicos: ninguno
Admiradores reconocidos: ninguno
Admiradores secretos: supongo que ninguno

Efectos secundarios:
-Baja autoestima generada por la creencia de que he alcanzado mi límite.
-Felicidad plena de poder por fin tener un pecho NORMAL, con posibilidad de ponerme escotes sin sentirme indecentemente provocativa, Y SIN OPERARME! ;p (a día de hoy, este ha sido sin duda el logro que más meliz me ha hecho).
-Constatación de que no, los tatuajes no me parecen sexys.
-Aprovechamiento de todas esas camisetas de propaganda viejas que daba pena tirar pero no servían para absolutamente nada.
-Constatación de que 9 de cada 10 mujeres menores de 40 años que frecuentan un gimnasio llevan silicona en las tetas (prueba irrefutable: la cicatriz que atraviesa el pecho por abajo, y que es perfectamente visible cuando se agachan).
-Constatación de que, para variar (como allá donde voy), soy la chica más blanca de todo el gimnasio.
-Sutil descenso de mi cuenta de ahorros ☹
-Utilizar el gimnasio como excusa perfecta que me exima de la mala conciencia cuando me pego un atracón (no siempre fuciona).
- Endurecimiento aún mayor de la espalda y los hombros. Al final acabaré pareciendo un hombre :(
-Aborrecimiento total de la música de mi ipod.
-Entrar en contacto con otras generaciones, con la vida de posguerra y el ser feliz con las pequeñas cosas. (Que conste que no espío conversaciones ajenas!;p )
-Conocimiento de cómo educar a los hijos según veinte tipos diferentes de madres, así como todos los tipos existentes de cólicos, diarreas, anginas, malos comportamientos, formas de ser desagradecido, tipos de comidas para niños… bla bla bla.
-Conocimiento de todas las tiendas donde se encuentran gangas en Espinardo y todos los mercadillos de los pueblos de alrededor.
-Firme intención de no dejarme vencer por la desidia, ni la desazón, ni la debilidad, ni el sueño, ni la desmotivación. Incluso si esto no sirve para nada. (aunque mi fuerza de voluntad esté en crisis maxima).
Nunca sabes de lo que eres capaz
hasta que intentas serlo.