Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

jueves, 12 de enero de 2012

El culmen del amor

Pareciera que el culmen de toda evolución personal es dejar de sentir calor y volverse racionalmente frío, selectivamente agradable, o incorregiblemente exigente, hasta para conformarse.

La gente ahora se esfuerza para borrar todo ímpetu amoroso (pese a los ilusos), para controlar los instintos obsesivos, los excesos de cariño. Ya no quieren invertir en amor, sufrir, caer, levantarse. Ilusionarse de nuevo es condenarse a un nuevo fracaso, a una nueva decepción. Qué envidia dan a algunos aquéllos que “controlan”, aquéllos que al subir su propio precio en bolsa diferencian el amor del sexo, que no sufren ya, que se enamoran sólo cuando quieren, de quien ellos quieren, cuando así lo deciden.

Y yo, que aún estoy recomponiéndome de mí misma e intentando averiguar cómo quiero ser de mayor, me pregunto si es oro todo lo que parece, y si una vez que a uno se lo ha comido el frío, es posible alguna vez poder volver a sentir calor.

6 comentarios:

El cacófono impertinente dijo...

no te preocupes, todavía hay insectos que se pierden del camino y llevan aquí desde el principio del sol. como dicen Maurice cuando le piden cambiar: "¿acaso puede un leopardo cambiar sus manchas?". Al menos tienes vigor y te mantienes, no como otros, que no hacen nada.

GGM dijo...

Eso parece, mientras a los pocos idealistas que quedan -¿quedamos?- se les tacha de vivir en cualquier otro mundo, pero no el que vivimos. Enamorarse se convierte en reto, en estar dispuesto a aceptar las consecuencias para cuando las cosas acaben mal -porque no parece haber otro fin.
Para al final conformarse, pero eso ya no es amor, eso es no sentir, vivir en una placidez gris para los restos, "sentar la cabeza", y si eso empezar a formar familia... en fin.

Siempre se vuelve a sentir calor. Dudo que acabes del otro lado de los ilusos.

Y por cierto, saludos. Desde que hace algún tiempo que he descubierto tus letras, siempre ha sido un placer volver a por nuevas.

Anónimo dijo...

...cuántas veces cerca
cerca del amor
casi lo tocó y lo acarició
y casi estuvo cerca
de abrazarlo y se escapó...

http://www.youtube.com/watch?v=6qvipOkXSeY&feature=results_video&playnext=1&list=PL1C8AE190C008B588

Muñekita CaT dijo...

Ola!! tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besosss

Catherine

Sonia dijo...

"Gano -aseguró el zorro- por el color del trigo"

Veronica Palacios dijo...

si consigues la respuesta, me avisas.
amapolas