Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

jueves, 22 de marzo de 2012

Palabras

Para qué sirven las palabras si hay
tanto ruido afuera, tanto dolor;
si no pesan, ni oponen resistencia,
si no sanan, ni liberan, ni te traen de vuelta,
y son sólo letras manidas,
tantas veces inconexas,
que sólo se vuelven música -y arma-
cuando otros las manejan.

Suena "Lioness", de "Songs: Ohia"

4 comentarios:

Josefa dijo...

Las palabras sirven para amar con ellas. También sirven para taparse los oídos y no escucharlas y cerrar los ojos.
Las palabras son armas arrojadizas
que desangran el alma.
A veces, también son mentirosas.
Pero cuando uno las dice,
son palabras de amor,
y suenan como la mejor canción del mundo.

El chache dijo...

Las palabras solo sirven cuando hay alguien que quiera escucharlas.
Un saludete

Doctora Glas dijo...

Ains... Palabras que son silencios...

G.R y Amat dijo...

Palabras que no dicen nada y en cambio no nos imaginamos sin ellas...
Aprovecho para felicitarte, leyendo tu blog me animé a hacer uno http://puntossuspendidoss.blogspot.com.es/ por si te apetece echarle un vistazo ;)