Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 7 de diciembre de 2009

Tenía, pero no.

La vida, sin nombre, sin memoria, estaba sola. Tenía manos, pero no tenía a quien tocar. Tenía boca, pero no tenía con quien hablar. La vida era una, y siendo una era ninguna. Entonces el deseo disparó su arco. Y la flecha del deseo partió la vida al medio, y la vida fue dos.Los dos se encontraron y se rieron. Les daba risa verse, y tocarse también.

Eduardo Galeano. Espejos.

3 comentarios:

galicia maravillas dijo...

Tan buenas como las tuyas:)) el texto que has seleccionado del libro es de losque más me gustan:)) aunque tu poema de hace dos entradas no es que no meguste... mencanta!!! Un biquiñooooo!!

Jesús Herrero dijo...

me encanta, me toca.

simplemente yo dijo...

Precioso, me ha gustado mucho, hoy solo te digo eso, pero es la verdad, siempre me descubres algo nuevo. Besos