Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

martes, 22 de diciembre de 2009

Teorización sobre el gimnasio (IV)

Resumen técnico:
Tiempo transcurrido: 4 meses y 20 días
Frecuencia: Entre cinco y seis días por semana (libro sábados y/o domingos). Alguna fuga por cansancio acumulado o exceso de trabajo por hacer.
Adelgazamiento: totalmente estabilizado. (Aumento del apetito, lo que hace peligrar la escasísima pérdida).
Endurecimiento: Inexistente, aunque sigue sin ser la prioridad.
Estado de ánimo: Desmotivación total, si la centro en motivos únicamente míos.
Nivel de adicción: Bajísimo!
Record histórico: se mantienen los 35 minutos corriendo del mes pasado, éste sólo 15... :s
Amores platónicos: Uno, que ya no es platónico, aunque tampoco lo sea correspondido

Efectos secundarios:
-Obligación de estar continuamente depilada, y morirme de vergüenza cuando me doy cuenta que no lo estoy del todo.
-Agobio que me produce no tener tiempo material para estudiar.
-Constatación, un mes mas, de mi inconmensurable fuerza de voluntad.
-Inspiración para hacer poemas ;)
-Síntomas de congelación por las mañanas, de camino al gimnasio.
-Estropeamiento del pelo cada vez más significativo. Necesidad de cortarme las puntas!
-Felicidad que dan los continuos bombeos frenéticos del corazón al mirar abajo desde la ventana.
- Escepticismo total: ya no tengo tan claro que algún día merezca la pena todo el esfuerzo. (Ya se han cumplido los cuatro meses de supuesto punto de inflexión)
-Firme propósito de no rendirme, incluso si esto no sirve para nada.

Ipod de mi amor..dame fuerzas!!!!!!!!!!!!!

1 comentario:

simplemente yo dijo...

Jjaa, bueno al menos sigues, yo dejé la natación pero por motivos de salud durante un mes y ahora vuelvo con más fuerza, besos