Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

viernes, 23 de enero de 2009

Duele

Duele.

Duele tener la certeza de que has sido antes y después de guante blanco, que te has convertido en verdugo y esperanza, que por tu lengua de doble filo he dejado de creer en tanto, y sin embargo, sin razón alguna, contigo crecí hasta las nubes y no había cuerda más fuerte ni arrullo más suave que tus ojos y tu boca y tu voz. Y tu frío.

Duele que aún hoy pruebe y pruebe y nadie llene ni de lejos el hueco que con indeferencia tú rebosaste.

Duele tener el miedo de que nadie me de lo que yo me di contigo.

Duele, duele, duele, duele, duele, duele, duele.

Aún me dueles, muy de vez en cuando.

4 comentarios:

Alonso Vegas dijo...

Típica camarera de carretera con fijador en las pestañas:
"Eso siempre duele muñeca, nos duele como el parto.
Para luego traer más hombres a este mundo. Es una mierda, pero te acabará gustando.
Y pequeña, algún día alguien entrará por esa puerta acristalada llena de polvo y a medio caer, y sabrás que aún no tienes la menopausia".

Típico comensal de café y huevos que siempre ves en la barra:
"Hazle caso a la jefa y ponme otro café".


Ya sabes, otro café.

Juls dijo...

jajajjajajjajaja..lo visualizo, lo visualizo. Pero recuerda que no estamos en américa, allí todo es posible ;)

ELRAYAn dijo...

no busques entre lineas palabras que no te pertenecen, porque si alguna vez te di mi nube, ella se disipó y te dejó ausente, duele el hueco que dejaste en mi cabeza, duelen tus horas de pensar en mi, duele de tal forma que tu dolor no deja de alegrarme, y no, ya mis estribillos no hablan de ti, y estas palabras ya han dejado de sufrir.

simplementeyo dijo...

Bueno guapa, claro de duele, pr como tú dices muy de vez en cuando y un día dejara de doler para siempre,. besos