Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 13 de abril de 2009

Dime cómo lo hago

Siempre es demasiado pronto para el adiós. O demasiado tarde...


Quizá debiera haber dosificado el pulmón, o haber escondido la mejilla a tu segundo golpe.
A lo mejor debiera haber sido cauta, y no dejar vaho en tus cristales, sabiendo que los limpias siempre antes de leerlos.

Quizá, de saber lo que sé ahora, podría ser quien soy por voluntad propia, y no verme abocada cada día a la inercia de mover las manos, y los pies, como siempre hago.
Sabiendo lo que ahora sé, podría haber sido capaz de no adorar las nubes, que son mutables; ni de cantarle al alba, que al momento muere; ni de dejarme vencer tan fácil; ni de vivir para contarlo. O tal vez sí.

Ahora es tarde para contar todos los pasos que nunca debimos haber dado, todos los humores que le hemos regalado a la luna, sin ella saberlo. Ahora es demasiado ingenuo creer que alguien pueda tenernos envidia, si somos humanos, si estamos gastados de llorar.

Es demasiado tarde para empezar por primera vez. Demasiado tarde para mirar la vida con ojos de virgen, para llegar a ti con los brazos abiertos, sin preguntas. Debieras haber corrido mucho más si buscabas a la que fui. Podrías haber tocado a su puerta cuando te esperaba sentada, e ingenua, cuando te escribía en blanco y te inventaba las palabras. Podrías haberla salvado antes de volverme así. Ahora ya no puedes tener en mí más que la vorágine que ha quedado.

Y quizá hoy pienses que es suficiente, incluso que contra todo pronóstico mañana lo sigas pensando, y que en tu epitafio dejes dicho que siempre fui bastante para ti.

Pero no para mí. Éste cuerpo, esta vida, nunca es bastante para mí. No consigo dejar de verme como todo lo que no tengo, no puedo lavarme de los ojos todo lo que no soy.

Dime cómo hago para ser feliz.
Dime cómo hago para ser feliz.
Dime cómo hago para ser feliz, que hoy lo necesito.

14 comentarios:

El chache dijo...

Nunca es tarde para ser feliz.
Solo es cuestion de intentarlo.
Un saludete

Vulture dijo...

Ser feliz no es un fin es sólo un accidente que nos encontramos durante el camino...Hay que aprovechar esos accidentes para hacer del camino lo más acogedor posible...me encantó amapola...un beso

Edu dijo...

Para mi la vida tampoco es bastante, ella nos relega a lo finito. Como siempre tu escritura es suelta y dinamica, dice y hace en palabras.
Un Saludo.

DIAVOLO dijo...

Juls... me has dejado impresionado. Es un texto tan triste como espectacular, precioso, increíble!!!

Está plagado de expresiones que me han llegado al alma, pero me quedo con "Demasiado tarde para mirar la vida con ojos de virgen".

Enhorabuena, porque te superas día a día. Me encanta!!!

Besos.

ELRAYAn dijo...

cuando veas que tu cama está llena de pétalos de rosa solo por el hecho de que tú duermes en ella.

tus cosas las haces especiales tú, no los demás, ni un él comprado a base de desconocimiento y precipitación.

solo así serás feliz, y no me cansaré de decirtelo.


Impresionante post.

Harold Diaz dijo...

Buenísimo, hay que seguir siempre en busca de la felicidad, hasta que llegue.

Saludos.

Un besote!

Dafne dijo...

Aún me pregunto cómo,despues de tantos y tantos textos,lo vuelves a conseguir.
Un beso
(Y volveré a pasarme)

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

cuando miramos a nosotros, a menudo estamos insatisfechos. Cuando miramos a los miles de flores y animales que existen en el mundo, por como se mueven, como viven, sus aspecto... nos parecen siempre bellos y perfectos

Los humanos tenemos este punto: que nos cuesta alcanzar y cumplir lo que somos. Nuestra belleza y nuestra felicidad son mas dificiles -y no por esto menos reales y posibles.
Al mismo tiempo es nuestra ventaja, la de saber, recordar, imaginar... Es la libertad que tenemos, y con esa vienen nuestros sufrimientos, y nuestros premios.

Yo creo que haya un camino para cada uno, que cada uno tenga sus puertas. Se trata de pasarlas, dejando de pensar que acaso no lo merecemos o no lo podemos, ser nosotros mismos y gozarlo, segun nuestros sueños, amando y cambiando, en la tristeza y en la alegria

Resguardo a los adioses, en fin yo no creo que existan.

Un beso, me gustaron tus palabras y lo que me comentaste :)
(salieron tres entradas)=

LoOla dijo...

Maemia como está el patio... Julita tenemos que vernos esta semana, mñn puede ser? Tenemos que despedir a nuestro Doin que se nos va a hacer las Francias eh?

Besos brujos!


(voy a leerte que aún no he empezado y sí, lo he dejado por celoso infinito)

Sgt Pepper dijo...

Es increíble la facilidad con la que haces escritos tan bonitos, con tantos sentimientos condensados en tan pocas palabras. Quizá sea porque yo redacto y tu compones.
Pero sobre todo me asombran tus interminables ganas de escribir. Lejos de quedarte sin ideas, cada día escribes mejor!
Gracias por tu generosidad, muchos besos!!

Illystil dijo...

Seguro que el fondo de tu espíritu estás Tú, la de antes y la de siempre, aunque ahora mismo quizá no puedas verlo.

En cuanto a ser feliz, unas veces es más fácil que otras, pero casi siempre ayuda procurar sentirte en paz contigo misma.

Un beso y ánimo!

simplementeyo dijo...

Uff, solo lo entiendo a medias.. Pr sé q ser feliz es una actitud... Intentalo, lo lograras. Besos