Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 3 de agosto de 2009

Razón

Podríamos llenar rollos de papel higiénico escribiendo con boli bic a dos manos, (recostados en una cama, compartiendo el zumo matutino que nunca compartiremos, despeinándonos las legañas, sacándole burla al tiempo, riéndonos de lo tontos que hemos sido desde siempre, hasta dar por azar con otro tonto tan tonto como el tonto que fuimos, y que ya, juntos, hemos dejado de ser) las características comunes, los factores asociados, que se dieron la primera y la última vez que nos sentimos tan cerca.



Nos serviría para estudiar cómo la vida va tejiendo poco a poco con hilos ocultos, nos reiríamos de todas las pequeñas decisiones, todos los pequeños actos que sin darnos cuenta, hicieron posible que se dieran esas noches, y esos días, que por la misma suerte puta ya tienen fecha de caducidad.
Por el bien del aire que aún no hemos viciado.
Por el bien de dos almas solitarias que pueden quebrarse, de tanto amar.

Hay momentos que, tras cerrarse el círculo, hay que dejar marchar.
O marcharse.
O huir, quizá.
O rendirse.

Ser realistas, al fin y al cabo.
En tiempos de crisis el amor es un lujo demasiado caro.

Pudimos haber sido locos. Pudimos haber probado a amargarnos la vida (sólo un poco, sólo de vez en cuando), intercambiándonos los roles, dándonos el aliento cuando al otro le falta, hartándonos cuando el otro tiene ganas de seguir, poniendo muescas al transcurrir de los días, esperando pacientes a que algo más grande que nosotros (o a que nosotros, de golpe hechos grandes por algo más grande que tú y que yo, llámalo amor, llámalo x), ponga punto final a la agonía, y tras sangría de centímetro y medio empezara nuevo párrafo donde los zumos matutinos no serían imposibles, y donde los rollos de papel higiénico no analizarían ya ni principios ni finales.

Pudimos haber sido locos, pero en este pulso cruel al final escogimos la razón.
Pudimos haber vivido despiertos lo que ahora sólo nos reservamos para cuando soñemos.
Hay momentos en que no queda sino rendirse.
O marcharse.
O huir, quizá.

Ser realistas, al fin y al cabo.
En tiempos de crisis el amor es un lujo demasiado caro.

Y hoy, por fin, te dejo marchar.


*Foto: Cortesía de Isa Soriano Arranz. (Gracias por haber sido mi gran apoyo todo este mes. Y por seguir ahí, siempre. Sé que nadie entiende este texto mejor que tú, y las estrellas. Tk, pequeña)

8 comentarios:

Edu dijo...

El rojo te sienta muy bien. Muy guapa. El amor,es un lujo, pero plebeyo y honesto, que dignifica al corazon, porque le hace compartir.
Un Abrazo.

simplementeyo dijo...

Entiendo cariño tu decisión, yo te apoyo como siempre.. yo por mi parte aún Madrid me parece cerca y con tu permiso voy a seguir luchando e intecambiando roles con mi niño... de momento no me rindo..
Pr creo q en tu caso has hecho bien... Ánimo valiente. Besos

DIAVOLO dijo...

Decisiones durísimas, muy difíciles de tomar con madurez, porque el amor nos vuelve niños, ciegos, caprichosos, asustadizos, indecisos, miedosos...

Esa preciosa chica de rojo, tal vez... tal vez tomó la decisión acertada.

Muchos besos.

P.D. Yo aún tengo que decidir si te amo, te odio o te envidio... :))

Anónimo dijo...

¿¿Al final escogimos la razón??no, creo que ni tú ni yo escogimos ni escogeremos nunca la razón, porque si llega a ser por tí o por mí, nos tiramos de cabeza a vivir esa locura. Así que nunca te rebajes a pensar, que no fue porque OS ganó la razón, no. No fue porque LE ganó la razón, porque a tí no hay quien te gane.

Perdedores los que te perdieron, afortunados los que te conocerán.

PD:a estas alturas...no estoy muy segura de que las estrellas tambn entiendan este texto...

tQ cogollo. Isa...*

Alonso Vegas dijo...

"Acha", que guapa eres pijo!

besos de pedigüeño!

Alonso Vegas dijo...

"Por el bien del aire que aun no hemos viciado..."

buff, me quedo con esa frase.

JoseAndrés dijo...

Alguien que me quiere mucho te ha traido hasta mi blog... Mmmmm pues el número de personas es bastante reducido, ¿eh?, porque hay personas que me quieren -pocas, pero las hay-, y de esas, hay pocas que conozcan la existencia de "El borrador de mi retrato". ¡La curiosidad me corroe! Pero en cualquier caso, es un placer pasar un ratico leyéndote.

Un bsito!

Por cierto, vamos a tener que tener una conversación seria sobre eso de "en el mundo del arte todo es arte". Jummm. Con la música hemos topao'!!

Martín dijo...

"En tiempos de crisis el amor es un lujo demasiado caro". QUE FRASE!!! Me encanto! Un beso