Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

martes, 11 de agosto de 2009

Teorización sobre el gimnasio (parte I)

Una semana de gimnasio: 7 días sudando, el domingo de descanso.
Adelgazamiento: cero.
Endurecimiento: notable.
Estado de ánimo: bastante más positivo (realmente el deporte sí que libera alguna hormona influyente)
Nivel de adicción: Medio -alto

Efectos secundarios positivos:
-Alargamiento del día (Elisabet maldita, que me haces madrugar)
-Alegría para los sentidos (escasas veces, por estar en temporada baja)
-Pérdida progresiva de la vergüenza hacia el propio desnudo.
-Ahorro de agua en casa.
-Aprendizaje de técnicas de baile susceptibles de ser usadas en alguna discoteca ^^
-Mayor disfrute del acto de ingerir la comida.
-Posibilidad de disfrutar de la contemplación de uno mismo continuamente en el espejo sin quedar de narcista ^^
-Ligero sentimiento de superioridad hacia los sedentarios (ya no somos de esas!!!^^)
-Puesta al día de los nuevos videoclips de 40 principales, y de las dos mil repeticiones de thriller.. :s
-Sensación impagable y continua de que algún día merecerá la pena todo el esfuerzo.

7 comentarios:

LoOla dijo...

Te me vas a poner buenorra esposa...
tQ y no te preocupes por las fotos:)
el sabado no trabajo, voy a verte?

Harold Diaz dijo...

Excelente teoría, al mismo tiempo interesantisima, me encantó: "-Pérdida progresiva de la vergüenza hacia el propio desnudo."

Saludos!

Edu dijo...

El ejercicio purifica el corazon.
Un Saludo.

DIAVOLO dijo...

El balance es muuuuy positivo, no sé si apuntarme contigo.

jonás dijo...

Prosigan con las investigaciones.
Un beso.

Illystil dijo...

Definitivamente, merece la pena... a ver si yo también me convenzo de una vez por todas a volver a hacer ejercicio.

Si no volviera todos los días tan cansada del trabajo...buff

Por cierto: totalmente de acuerdo con el comentario que dejaste en mi última entrada. Ya iré contando poco a poco sobre el viaje, pero es cierto que París engancha. Ainss...

Un besote

simplementeyo dijo...

Ole, olé y olé, continua así.. guapa.