Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Mundo Maravilloso

Seguro que todo el mundo ha estado de acuerdo con los escasos “mundos maravillosos” que llevo publicados en este blog (mea culpa que sean tan pocos, lo siento en el alma). Sin embargo, hay veces que sorprende ver que hay discrepancia de opiniones, y quizá ésta sea una de ellas. Asumo el riesgo de no conseguir en este “elogio” desinteresado un respaldo universal, aunque sinceramente no es lo que busco (sí lo que me gustaría).


Óleo. 100x70cm. Realizado en 2009 por la presente ^^

No me negarán que no les apetece recoger los bártulos e ir a ver en vivo y en directo la maravillosa fiesta del Toro de la Vega, en Tordesillas. ¡Debe ser tan estimulante, tan divertido, que todo el pueblo siga en pleno al toro para clavarle las lanzas desde sus hermosos caballos, y que cualquier ciudadano, por mediocre que sea su puesto en la escala social, pueda tener el derecho de sentirse superior a algo y rematarlo con palos y estacas, hasta que muera! Ya ni siquiera le damos el supuesto juego justo del uno contra uno con el que se defienden los partidarios del toreo, para qué tanto eufemismo inútil. Esto es lo que nos gusta, matar al toro como machotes, comérnoslo si hace falta, que no digan luego que no le ponemos finalidad al acto. De sobra sabemos que hay muchos veterinarios que afirman que el animal no sufre nada de nada en esta fiesta (claramente su juicio es estrictamente profesional y objetivo, hecho con rigor científico y preocupación humanitaria). Sin lugar a dudas es todo un orgullo para él ser asesinado con tan privilegiado fin. ¡Cuántos de sus compañeros toros no firmarían por tener el honor de correr la misma suerte! Y si sufre..pues bueno, oye, para eso ha estado comiendo gratis y pastando toda la vida, sin dar palo al agua, y no se nos olvide que ese destino lo eligió el mismo, y que todos ganamos mucho dinero con la industria del toreo y de estas festividades. Es más, agradecidos nos tendría que estar Greenpeace porque el toro ya se hubiera extinguido de no salir nosotros a defender su permanencia en la vida y en este retrato tan castizo y subdesarrollado que toda Europa tiene de nosotros, sin saber por qué.

Así que, sin haber visto nunca esta fiesta (qué mal hablar de algo que conozco, ¿verdad?) os exhorto sin duda a acudir y disfrutar del espectáculo.
Porque, al menos yo, dudo que haya muchas cosas que ilustren mejor que esto lo realmente podrido que está el ser humano, y gracias a él, también este mundo maravilloso.

5 comentarios:

Abogado de Sofía dijo...

Aunque me parece que ya te he enviado la invitación al evento por Tuenti, te aviso de que hay concentración antitaurina este viernes:
http://abogadodesofia.blogspot.com/2009/09/concentracion-antitaurina.html

Illystil dijo...

Pues yo estoy de acuerdo también con éste, letra por letra. Hasta que no acabemos con estos "espectáculos" tan lamentables no podremos denominarnos civilizados... y aún así...

Un beso

Harold Diaz dijo...

Apoyo tu postura y tu conclusión letra por letra.
Todo lo concerniente a la matanza de toros debería estar en el Código Penal de cada legislatura. ¿Realmente somos los animales dotados de razón?

Sgt Pepper dijo...

Dicen que se puede vislumbrar cuán avanzada está una sociedad observando el trato que le da a los animales. Si esto es cierto ¡qué mal que estamos en España! Unos por verdugos, y otros por cómplices silenciosos.

simplemente yo dijo...

Yo también estoy de acuerdo, y siento que todavía vivamos estas cosas y que haya gente tan orgullosa de ello. Besos