Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

jueves, 17 de septiembre de 2009

Por tus bofetadas....

Dudo que exista en esta vida mayor éxito que conseguir tomar café con tu fracaso, sin que ninguno de los dos pares de ojos haya perdido ni pizca de su viejo agradecimiento, ni de su bien ganada fidelidad.

No quiero perderte nunca. Te debo demasiado.

3 comentarios:

Edu dijo...

Asi,es el amor es amistad complice, donde uno coogestiona los sentimientos. Una vez roto ese lazo, uno vuelve a la amistad. Ojala que todo los enamorados despues pudieran tomar cafe, como amigos.
Un Saludo

Sgt Pepper dijo...

Algunos fracasos son verdaderos tesoros y merece la pena tenerlos cerca, para aprender y para sacar fuerzas con las que seguir adelante.
Un beso!

simplemente yo dijo...

Los fracasos son los mejores maestros, eso es así, nos guste o no. Besos