Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

domingo, 4 de octubre de 2009

El hombre perfecto

Los médicos no tienen tiempo para hacer feliz a una mujer, eternamente estudiando. Los poetas y cultivadores de la palabra nunca podrán conformarse con los cafés recalentados y las sobras del cocido (Benedetti está excluido de este grupo, seguro que comía las comidas de su mujer con muy buena cara ^^). Los matemáticos no saben cómo explicar la naturaleza irracional de sus sentimientos. Los deportistas no pueden consentir que estés gorda. Los hombres de negocios no pueden darte otra categoría que mujer florero. Los albañiles llegan a casa cansados de trabajar. Los electricistas y fontaneros pueden cumplir la fantasía sexual de una mujer, pero llegado el caso no conocen restaurantes a los que llevarte a cenar. Los bohemios no entienden la palabra monogamia. Los artistas son siempre homosexuales. Los divorciados y viudos jamás superarán sus relaciones anteriores. Los científicos jamás saldrán de su laboratorio. Los machos sexualmente complacientes te harán sentir de repente demasiado inteligente. Los veterinarios preferirán siempre a su perro.

Sea cual sea la excusa ningún hombre será capaz de hacer feliz a una mujer como ella siempre sabrá hacerle a él. De manera que, mujeres del mundo, sean astutas. Pícaras y prácticas. Busquen un hombre viejo y asquerosamente rico. De los muchos papeles que los hombres hacen jugar la mujer desde tiempos inmemoriales, no creo que ser “animadora” de un vejestorio que te pague en vueltas alrededor del mundo y cruceros lujosos sea de lo peor que hay. Hay muchas formas de ser puta, muchas formas de ser hija, muchas formas de ser florero. En ningún otro caso te van a saber tan bien.


Y bueno, quizá yo aún no sea tan pícara, ni tan astuta, ni tan práctica. Y creedme que no tengo las medidas adecuadas para ser objeto de tan alta puja, y en realidad aún encuentro fascinantes ciertas razones masculinas de infelicidad femenina. Pero una cosa sí que os digo…

Qué no haría yo por una vuelta al mundo….

9 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Niña... hace semanas que no consigo dejarte un comentario. Vuelvo a probar, porque no entiendo a qué se ha debido...

Por cierto, cumplí años el mismo día que tú. Felicidades!!!

Besos.

Alonso Vegas dijo...

creo, sinceramente, que es de lo mejor que has escrito. Y está a ese nivel de palabras de otro, que siempre crees que lo ha dicho un lejano nombre conocido, y que si pusiera: POETA EMINENTE, casi sería obra maestra. Pero no, lo has escrito tú, y ahora te vas haciendo eminente.

me gustó mucho mucho, aunque no estoy nada de acuerdo contigo. Tiene sentido.

Edu dijo...

Bueno a mi no me gustas el cafe...y el cocido sin caldo de origen animal, ya que soy vegetariano. Muy acidas tus letras...quizas el hombre ideal, es aquel que es libre de alma, nada mas.
Un Saludo

Eli dijo...

Jajajaja, otra vuelta de tuerca a tu genialidad! Sabes tú que no vales para señorita de compañía, x muy desengañada de los hombres que te encuentres! Eso sí, si es rico, pero tb joven y guapo... es otra cosa! ;-p

V. dijo...

hahahaha
un hombre perfecto.. debe ser uno de esos viejos verdes que te dejan el dinero y que no les importa si los estas engañando con alguien mejor porque no se enteran.

aunque no creo que me atreveria a hacer eso haha

un beso juls, siempre muy ocurrente

inesuja dijo...

te digo lo mismo que le dije a una feisbukmiguita hace unos días: los hombres perfectos son un rollo, todo el día diciendote que sí a todo y haciendote mimitos, ¿y de quién nos íbamos a quejar, entonces?
besitos!!!

Illystil dijo...

Buenísima esta entrada, has acertado en todo. Y sin embargo... me quedo con una de tus últimas frases: "aún encuentro fascinantes ciertas razones masculinas de infelicidad femenina" Y es que me siguen encantando, aunque a veces (muchas veces) no se lo merezcan.

También es verdad que una vuelta al mundo con todos los gastos pagados es una oferta tan difícil de resistir...

Un besote

Jesús Herrero dijo...

me cago! este texto es completamente machista y un intento frustrado de feminismo.
Invierte profesiones y género, tendrás algo insulso y desmedido... Es divertido, pero dañino, mucho...
Hemos quedado martes noche, nos llamamos! Un besazo (me ha gustado bastante todo lo que he leído: que no quiero que todo sea queja y réplica)

simplemente yo dijo...

Jjaja, yo tb haría cualquier cosa por una vuelta al mundo.. .Es broma, aún soy una ingenua, y creo en el amor. Besos