Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 19 de octubre de 2009

Para variar

De haber sabido que tenía cosquillas
no te habría apartado las manos tan a la ligera
ninguna de las veces que acabaste usándolas
de hábil icono que lucha siempre en nombre del amor.


Habrías podido hacerme reír alguna vez para variar,
y yo habría sido, para variar también, alegre
y risueña, y femenina, y dulce; y me habría relajado,
por cambiar un poco, arropada en tus brazos cálidos.


Y ahora, como siempre tarde, llega la risa,
encontrada de casualidad a media tarde,
y descubro que las cosquillas que no tuve
y quizá ahora tuviera, están burlándose de mí.


Pero ya sabes que soy tímida y reservada
cuando están vetadas las palabras,
y que me siento fuera de juego y en terreno hostil
cuando me acerco demasiado a ti sin armadura.


Así que esta súplica es para rogarte que no me hagas
pedirte, que no me hagas necesitar decirte,
que quiero que me hagas reír, y que me hagas feliz,
para variar un poco.


Porque aunque me notes rígidas las escamas de lagarto,
no es más que el desuso y la falta de costumbre,
y esa extraña manía de no saber vencer la parálisis
de desearte hoy en concreto, y siempre en general.

9 comentarios:

Veronica Palacios dijo...

el último párrafo, es
perfecto.

La Aspirante dijo...

Qué poquito nos gusta sentirnos vulnerables

LoOla dijo...

No hace falta que te hagan cosquillas para hacerte reír, no te aferres a una única opción.

Hay que lucir los dientes...

Besos brujos de niña mala y esposa rubia.
tQ!

Harold Diaz dijo...

Simplemente bellísimo, hermoso, me ha encantado.
Felicidades Juls, es precioso.

Me encantó.

Saludos!

Nell dijo...

"Pero ya sabes que soy tímida y reservada
cuando están vetadas las palabras,
y que me siento fuera de juego y en terreno hostil
cuando me acerco demasiado a ti sin armadura."

Qué real y cierto, sobretodo para quien escribe.

Genia.

Harold Diaz dijo...

He regresado a leer esta maravilla de poema.
Repito: Bellísimo.

Saludos!

DIAVOLO dijo...

Te suplico que no me hagas suplicarte... ¡qué bueno! Y... esas escamas duras... seguro que desaparecen pronto, tal vez ya toca mudar a una piel más fina, más sensible... y disfrutar.

Besos.

Illystil dijo...

Precioso. Una vez más, me siento identificada con lo que escribes. Y es que a veces todo cambia sin saber cómo ha ocurrido... y te quedas suspendida en el aire, sin guión ni apuntador, y no sabes qué decir.

A veces conviene variar, aunque resulte desconcertante.

Un beso

simplemente yo dijo...

Pues te deseo toda la felicidad y todas las cosquillas del mundo.. Besos