Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

miércoles, 4 de febrero de 2009

Historia de un desamor

Me pilló de improvisto*.
No vi venir tu sombra por la calle ni el sombrero de ala ancha.
Lo interpreté en código morse y me pareció el sonido más hermoso del mundo, así que desoí la golondrina amiga que me seguía el paso y la pista parapetada en el borde de mi oído. Y le tiré una piedra y la obligué a marcharse volando por donde había venido, porque tu capa era más negra que ella, y tu voz era más vibrante que su pico, y tus pies hacían más plomo en el paso que sus patas clavándose sobre mi hombro malherido.

Sólo fue a la millonésima vez de quitarte el sombrero que abrí mi oreja y la boca atónita y el ojo miope, para descubrir que entre el sombrero y la capa no había nada, que estabas hueco y sordo y eras mudo y torpe y todo lo que hacías y decías venía de un casette con replay.

Y ya era tarde para darme la vuelta en el callejón de tu sombra novata, y ya era tarde para oír lo desoído, y ya era tarde para desandar lo andado, y ya era hora de empezar a poner tiritas. Pero la tela no contiene el río, ni el dique para el viento, ni el llanto cura el odio, ni la sed la apago con un mando a distancia.

De haberlo sabido todo habría sido distinto*, pero ahora esto no tiene remedio*.
No hay vuelta, si no es vuelta a casa.
No hay golondrina amiga ni piedra a mano con la que abrir una cabeza hueca, ni hay eco en la calle, ni pañuelos que no sean de esparto.




Temblaron mis cimientos rotos.
Pero no cayeron.

Y volvió la golondrina a mi hombro.
Y la vida me ha perdonado.



*Fragmentos de Zahara

7 comentarios:

Sgt Pepper dijo...

Temblaron mis cimientos rotos.
Pero no cayeron.

¡Qué bonito! Me encanta cuando un texto puede hacer que muchos se sientan identificados, aunque hayan tenido vidas muy distintas. Te mando cinco estrellas :D

Edu dijo...

Miras la vida con ojos de color y ellos deben de ser la punta de un corazon en donde se cultiva la palabra. Bello texto, haces introducir al lector en la narrativa y le das una pizca de psicodelia atemporal.
Un Saludo Literario.

inesuja dijo...

Pero la tela no contiene el río, ni el dique para el viento, ni el llanto cura el odio, ni la sed la apago con un mando a distancia...

... ni el corazón retiene la sangre, mejor dejarla fluir

El chache dijo...

Me ha gustado muchisimo.
Un gran blog este que estoy leyendo ahora.
Un saludete

Harold Diaz dijo...

Muy bueno, grandioso el sismo de un desamor, el desencuentro con todo y el encuentro con nada, hermoso.

Saludos!

ELRAYAn dijo...

chica, ahora sí que eres una crack ya sin reservas. Y aplicando los conceptos zahariles a tus escritos.

Atenta a su disco porque ya te avanzo que es la bomba.

Y yo, como siempre, echandote de menos.

simplementeyo dijo...

Te he quedado sublime.. nunca hubiera sido capaz de expresarlo así.. Escribes genial y tansmites tanto Besos