Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 16 de febrero de 2009

Un día menos

Era tan feliz entre dos paredes blancas y dos negras, asomada los días pares a la ventana, y los impares encerrada a cal y canto, en silencio, escuchando rebotar mi respiración en las ocho esquinas de un triste cubil.
Y música.

Era tan feliz en mi estado de euforia transitable y transitada, surcada eventualmente por algún cuervo de mentira, pero con un pijama que abriga doble la piel mullida y blanca, impoluta de calor, disgustos, o cualquier otra variedad de la misma podredumbe marchitada.

Qué demonios hace que cruce esa maldita puerta, sabiendo que nada de fuera va a dejar de traerme frío. Al menos más frío que el que soportan mis dos paredes negras, mis dos paredes blancas, y las ocho esquinas de mi cama.

Al menos en esta ocasión sólo me ha dado tiempo a asomar al pasillo los dedos meñiques de los pies.
Al menos, en esta ocasión, he podido cerrar la puerta antes de que den de pleno en mi boca y en mi cara los dardos que algún monigote aguarda para tirarme desde el cuarto de enfrente. Y juega con ventaja, porque cada vez que salgo se me olvida ponerme el escudo. “Corazón coraza”.

Al menos, en mi habitación monocroma y angular puedo fluctuar a mi aire, yo pongo las reglas, yo rijo los tiempos, yo escojo las palabras. Y funcionan.

Al menos en mi cuarto, la cara amable del otro lado del espejo siempre me devuelve lo que le doy. Nunca más, nunca menos. Ella y yo hemos alcanzado el perfecto equilibrio natural. Para qué más. Para qué más nunca. Nunca, nunca, nunca.

Cerraré el pestillo y esperaré el día par para tirar la llave por la ventana, y el día impar sabré que estoy a salvo de que vuelva.




Y así, cada día, será un día menos que vivir.

4 comentarios:

Eli dijo...

No desesperes... ya llegará el merecedor de la llave para entrar! Mientras tanto, aquí estamos las amigas!

Omar Bermúdez Sánchez dijo...

;o(

Alonso Vegas dijo...

jo, tan triste como bonito.

simplementeyo dijo...

Uy cielo creo q es triste vivir entre cuatro paredes, aunq a veces sea tan tentador.. Besos Y ánimo.