Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

martes, 24 de febrero de 2009

Loca

Desapareces aún antes de haber venido. Y yo no aprendo la lección del día, y olvido en los bancos los bolígrafos, y aún hoy se me queda prendida la bufanda en las ramas de los olivos, y aún hoy sigo intentando vendernos la Biblia a ti y a mí.

Átame las manos, tápame los ojos, córtame los pies, párteme la lengua, para que no pueda seguir matándome. Sácame el cerebro, ya no quiero pensar más.

¿Tan difícil es estar callada?
¿Tanto cuesta contar hasta tres mil millones antes de precipitar neuronas sin gracia, ni tino, ni momento, ni justificación?



Víctima de mí misma, esclava del sinsentido, aire embotellado, muerto de ganas de vivir.

4 comentarios:

El chache dijo...

Es muy dificil callarse en ciertas ocasiones.
Un saludete

andrés dijo...

Es muy facil callarse, pero en esta vida contradictoria a quien nos gusta las cosas faciles..

Saludos

Sgt Pepper dijo...

¿Para qué callarse? En ocasiones, es la peor manera de esconder algo. Muchas veces nadie entiende lo que se dice.
Un beso.

simplementeyo dijo...

PUes si consigues q te aten, llamame pa q me aten a mí tb q creo q me hace falta.. Besos y espeor q salgas del laberinto.