Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

jueves, 19 de marzo de 2009

Andreia para aguantar tus ojos

No tengo miedo a caer.
No me asusta retractarme, si bien cuando tomo decisiones suelen morir conmigo.
A veces he dicho te amo, y lo habría hecho.
A veces he dicho aquí me tienes, y he estado.
A veces he querido ser, y lo he sido. Y lo han sido conmigo.

Otras veces he tenido que improvisar sobre la marcha finales imprevistos, girar en curvas mal señalizadas, reinventar nuevas fórmulas para resultados no vividos.
A veces me he tenido que tragar cada letra de cada palabra pronunciada, a veces se me ha muerto un perdón en la boca, y otras he conseguido pedirlo.

Pero no.
Pese a eso
no tengo miedo.

No tengo por perder más que alguna lágrima que no es más que agua. Y sal. Y tiempo acabado.
No tengo por tirar más que algún latido que hubiera muerto igual. Y en vano.



Así que no.

No te tengo miedo...

2 comentarios:

Vulture dijo...

Sólo se teme lo que no se conoce, lo que aún no nos ha contaminado el gusto, la piel con la que aún no hemos sudado (o si), la respiración que se despierta a un lado, el aroma de la lluvia sobre otro cuerpo o las palabras que no se han pronunciado y tal vez se desean...Sólo se teme lo que se desconoce...hasta que un día se vuelve parte de uno y se conoce....

simplementeyo dijo...

Haces bien, pq el mieod es lo q nos paraliza.. Como dice Rosanna mejor vivir sin miedo.. Besos