Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 30 de marzo de 2009

Cosas que nunca te dije... (A mi pequeña Lidia)

Hay veces que de tanto querer me he hecho daño con el mismo amor con el que he herido y matado.
Nuestra historia no se escribe con renglones rectos porque tanto tú como yo tenemos duro el expresarnos de formas convencionales, tanto tú como yo a veces obviamos lo evidente y dejamos calar el frío en los calcetines mojados, pero nunca olvido el calor que me has dado siempre.

Que te diga que te quiero casi menos que a nadie en este mundo no significa que no sepa, que no tenga presente, que no me hagas sentir, que soy parte de esa parte de tu alma, donde es tan aparentemente fácil entrar. Paradoja pura, que seas a quien casi más quiero en este mundo, pequeña hada siempre-triste, siempre-risueña, siempre-ingenua, siempre-sintiéndose-indefensa, siempre-sintiéndose-sola, que tristeza que no tenga alcance suficiente la avellana de sus ojos pardos, para poder ver a oscuras, y en nublado, que estoy aquí de brazos tendidos, contigo, esperando que me des un grito para darte un abrazo. No sé hacerlo mejor, lo siento. No sé ser mejor.
A veces no hablamos el mismo idioma, a veces no te entiendo y no me entiendes, a veces dejamos arrastrar demasiadas piedras en lugar de mirarnos de frente y tirarlas juntas a alguna cuneta que tenga cómo mejor usarlas. Pero es que nosotras no hablamos con palabras. Mi forma de decirte que te quiero no es juntar t-e-q-u-i-e-r-o. Mi forma de quererte es sentarme a tu lado, con mis silencios, con mis extrañezas, y querer compartir tus extrañezas, y tus silencios. Mi forma de quererte es alegrarme en silencio cada día de que un día más pase y estés conmigo.


Siento no saber decírtelo.
Siento no estar cuando me necesitas.
Siento hacerte daño sin querer. Pero tengo claro que, si te duelo, si me dueles, es simple y llanamente, porque te quiero, y me quieres.

Y sé que lo haremos por siempre.
Al menos yo no necesito más, pequeña.

7 comentarios:

El camino perdido dijo...

Estupendo texto!!!y lo digo en serio.No me importaría nada recibir unas palabras tan bonitas ;)

Acabo de conocer tu blog, que empiezo a explorar...

Saludos

m. Yulep Rikschijin (mostrar nombre) *live* dijo...

exuberacia. ¿¿y como puede ser que no puedes hacer abrazos mejores??

simplementeyo dijo...

Preciosa dedicatoria... Sin duda ella debe saber q la quieres mucho y yo creo q sí q lo haces bien. Besos

Anónimo dijo...

madre mia julia, k bonico y k profundo, sabia k eras una artistaza con tu estilo propio, pero no conocia esta faceta tuya,me a gustado muxo. Suerte tiene lidia de tener amigas como tu, de corazon.

Lidia dijo...

no necesito mas, solo con sentarme a tu lado y escuchar tus penas y alegrías y esos sinceros consejos q m das, m es suficente, con solo eso m alegras y m haces sentir bien y llena, y sobre todo que pienses en mi para contarme tus aventuras,tu miedos, tus preocupaciones...para mi es 1 alago q cuentes conmigo cuando kieras desahogarte...cuentame, yo t aconsejaré lo mjor q pueda, yo t escuxaré como nadie, incondicionalmente...

(el anónimo d antes es d Jorge jeje);P

Pablete dijo...

Joder Juls (con perdón), me has dejao alucinao...a mi me dicen o me dedican algo así, y me entra un berrinche de no poder parar de llorar, por pura felicidad...

Hoy te has ganado al menos 17.000 besazos...guapa....

Illystil dijo...

La mejor declaración de amor que he leído, sin dudarlo. Como tú misma dices, no te expresarás de forma convencional, pero expresas las emociones como nadie. Y al fin y al cabo, ¿a quién le preocupa lo convencional?

Un beso