Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

domingo, 15 de marzo de 2009

Que no me quiero

Que no me quiero. Ni tan siquiera un poco.

Eso no es cierto, y puedo probarlo.
A veces quiero el pliegue en mi cintura, las plantas de mis pies.
En ocasiones quiero mi reflejo en el espejo, los bucles de mi pelo.
Hay días, incluso, en que me gusto, que me gusto mucho.

Otros no, pero....de algo hay que morir, supongo.
Parece que en esta vida
me toca
morir de no querer.
De no querer.
De no querer.

De no querer a nada. Ni tan siquiera un poco.

6 comentarios:

María dijo...

Me recuerda a un poema de Neruda que me encanta:
"...
Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre
..."

Morir de no querer no morirás, te lo aseguro! Es totalmente incompatible con la Julia que yo conozco. Y desde luego, tampoco morirás sin ser querida, guapa mía!

Anónimo dijo...

muy chulo :)
anica

verdevejiga dijo...

gracias siempre por cuidarme tanto.

Un ABRAZO gigante querida Julia

Edu dijo...

Sutil poema, debo de decir, que a mi si me gustas lo que tus manos emanan en forma de poema, son arte.
Un Saludo.

Sunrise dijo...

quierete quierete quierete!o no...que seguro otros te querran por ti!
:)

simplementeyo dijo...

PUes intenta quererte siempre... aunq si ya te quieres algunos días, eso está bien. jajaj besos
PD: YO tampoco me quiero siempre.