Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

viernes, 20 de marzo de 2009

Estufas en verano

Cambio cada noche de fructífero sueño y descanso rotundo, por el “respirar fuerte” pegado entre mis sábanas, y tu tacto adherido a cada tacto mío, pegajosos ambos en un pegajoso hacer y deshacernos las bocas. Y las risas. Y los sueños.
Y de llanura en llanura rodeamos superficialmente alguna que otra montaña de fauna y flora autóctonas del bajo vientre, y a pequeños intervalos picapedreo tus reservas, mi táctica y estrategia en sobre cerrado, mis manos abiertas esperando que de propia voluntad las llenes con las tuyas, y en silencio creemos lenguajes sólo de mí para ti y de ti para mí, que podamos hablar en público, y estando solos, o estando juntos, y que nadie nos escuche. Ni el silencio.
Que mis cejas te guiñen de noche y sean tus comisuras las que me respondan de mañana, muy bajito. Muy bajito. Muy bajito.

Ahora puedes apostar cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en todo lo que te escribo.

3 comentarios:

Vulture dijo...

Muy bonito...¿verdad o mentira?...que importa...el arte sólo debe ser veraz...jejeje. Un besito

Edu dijo...

Apostaria que si responde el corazon, los sentidos es verdad. Ellos no entienden a veces de realidad. Tus parrafos son una descripcion del amor en varios actos. Muy bello.
Un Saludo.

simplementeyo dijo...

Yo creo q está escrito con el corazón y por lo tanto es verdad. Besos