Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 2 de marzo de 2009

El amor valiente

I. Fue
Olvidaré que solías ser el centro de mi mundo, y que mi casa aún guarda entre los libros tus veinte huellas dactilares.
Olvidaré mi mejor sonrisa, y dejaré en la boca las canciones que no cantamos nunca, los sitios que no visitaré contigo, los latidos que el azar me salvó a tiempo.
Sólo queda el eco de mis pies sobre mojado, del crujir de mi garganta seca, del batir de las pestañas empapadas, del silencio.

II. Es
Y en mi cuerpo y en mi alma ya sólo queda un reguero de migajas, y una ventana abierta de par en par al aire fresco.

III. Será
El amor valiente
Deluxe


Antes de proseguir debo contarte algo,
algo que sucedió y duele a cada paso
de cada pequeño peldaño,
de esta vida de escalones cada vez más altos.

Aquella noche tan larga
te divisé al final de la calle.
Yo quería salir corriendo,
pero no fue el amor tan cobarde.

¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.

Estabas allí en lo alto,
al final de una enorme cuesta,
con la mano tendida
y colgando un pañuelo blanco.

¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.

Fui subiendo poco a poco,
como en el peor de mis sueños.
Sentía plomo en los zapatos
y cemento en mis pies cansados.

¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.

Como entre arenas movedizas,
seguí y seguí avanzando,
seguí y seguí avanzando,
sin ver que desde la ventana
alguien me estaba apuntando.

¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.

Otra vez volví a creer, aunque fuera por un día,
cuando aquel ángel cicatrizó todas mis heridas
y me cubrió con sus alas
hasta que cesó el ruido de las balas.

¿Qué es lo que está pasando?
¿Qué es lo que está pasando?
Está pasando una vez más.

Pero fue la última parte,
la parte más difícil.
Esta vez fue mi propio miedo,
fue mi propio miedo que casi me deja ciego.

Ahora entiendo el sentido de las cosas,
el equilibrio de la balanza,
el polvo de las estrellas,
las rocas que ahora son arena.


Ahora entiendo que cada espina
y que cada pequeño arañazo,
cada cuchillo por la espalda,
fue tan sólo un pequeño trámite,
tan sólo una excusa idiota,
fue tan sólo un pequeño trámite,
tan sólo una excusa idiota,
Tan sólo un pequeño trámite,
tan sólo una excusa idiota.

Hace tiempo que yo ya no sonreía tanto.


Para mi pequeña ventana...
Prometo ser tu viento fresco, alguna tarde de éstas. Cuando tú me dejes...

5 comentarios:

ELRAYAn dijo...

Te recomiendo "extraña habitación".

Y, sobretodo, para tí, y en exclusiva: "tendremos que esperar", un canto a la paciencia sin igual. Ambas del mismo artista, ese que citas en tu post.


MUAAAKS

Pablete dijo...

Bueno, apreciada Juls, si tu forma de escribir se debe a que te estás enamorando... no se hable más. Ya intentaré comprender tus mensajes "encriptados" y si no los entiendo, te pregunto directamente. ¿OK?

Un beso preciosa y me alegro que estés como estás.... Aiinnnsss, el amor.....

LoOla dijo...

Hace un tiempo, en capítulos anteriores escuché una y otra vez esta misma canción y deseé que tú no fueras verdad, que no existías por entonces; que todo era mentira. Y fíjate ahora que si me dejas nos comemos la noche este viernes que te lo debo... Esa noche y muchas tantas otras que nos quedan.

Q casualidad.
Besos brujos (esposa mía en trámites de divorcio)

simplementeyo dijo...

BUeno pues a ser viento fresco.. yo tb abriré la ventana pr pa escapar. Besos

El Gulo del Norte dijo...

¿Deluxe? Jeje, este tío es de Coruña, donde yo vivo. Mi sister estuvo una vez persiguiéndole por el Paseo Marítimo detrás suyo, sin que se diera cuenta, para pedirle luego un autógrafo. xD

Por cierto, muy original el título del blog.