Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

jueves, 25 de diciembre de 2008

Un regalo navideño

Porque el mejor regalo viene envuelto en papel y tinta azul desgastada nada más usarla; el mejor regalo lo tengo todos los días y es una madre que es capaz de regalarme a una misma vez un pintalabios rojo-diva y un texto que ella sabe me va a gustar.
Porque me entiende.
Así que me veo en la obligación de regalároslo a todos vosotros.... Y aprovecho para desearos Feliz Navidad.



"No hay misterio en la felicidad.
Los hombres infelices son todos parecidos. Alguna herida de hace mucho tiempo, algún deseo denegado, algún golpe de orgullo, algún incipiente destello de amor sofocado por el desdén - o peor, por la indiferencia-, se aferra a ellos, o ellos a lo que les hizo daño, y así viven cada día en un sudario de ayeres. El hombre feliz no mira hacia atrás. Vive en el presente.
Y ahí está el problema. El presente nunca puede darnos una cosa: sentido. Los caminos de la felicidad y del sentido no son los mismos. Para encontrar la felicidad, un hombre sólo necesita vivir en el instante, sólo necesita vivir "para" el instante. Pero si quiere sentido-el sentido de los sueños, de sus secretos, de su vida-, deberá rehabilitar el pasado, por oscuro que fuera, y vivir para el futuro, por incierto que sea. Así, la Naturaleza pone a bailar delante de nuestros ojos la felicidad y el sentido, y se limita a urgirnos a que elijamos una de las dos cosas."

De "La interpretación del asesino", Jed Rubenfeld


T e quiero, mamá.
Y a ti, papá, que eres capaz de ponerte corbata para hacer esta noche un poco más especial.

Perdón, y gracias

4 comentarios:

Alonso Vegas dijo...

Y qué cierto, y qué difícil al mismo tiempo.

LOOLA dijo...

Muy tierno, Juls.
Muy tuyo sin duda.
Feliz Navidad.
Besos brujos!

simplementeyo dijo...

Muy bonito. Tu madre es fantastica.. Yo espero ser capaz de tener las dos cosas, besos

Jandro dijo...

A mi me regalo unas galletas caseras... pero unas galletas caseras literalmente profundas tambien. Muy bonito el regalo :)