Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

martes, 2 de diciembre de 2008

Mi primer beso...

A las 11 de esta noche fría hará exactamente 8 años que viniste a mí nervioso y tambaleante, con una camisa de pana verde pastel tres tallas más grande, de tu primo el mayor, prestada expresamente para venir tremendamente guapo al encuentro de una niña asustada y temblorosa, para robarme el primero de los besos que he dado en mi vida, el primero de los amores que he entregado.
El más bonito.

No me detendré en detallarte, en detallarnos a nosotros, ni a los pros ni los contras, ni gastaré más horas de las ya caducas invertidas en haberte pensado durante tantos años. Ya no. Porque mi piel te recuerda con creces de haberte añorado tanto. Aún con los ojos cerrados.

Pero ya no.
Hace mucho que no estás. Hace años que no te pienso, que no me aportas nada.

Pero hoy te he recordado.
Realmente te quise.
Realmente te necesitaba.
Y quizá por eso nunca he guardado un beso tanto como el tuyo.
Nunca he añorado tanto como a ti.

Así que, donde estés, aunque sepa perfectamente dónde estás, mucha suerte.
Y gracias por haber hecho este día tan especial, por haber contribuido activamente a hacerme ser la idealista estúpida y romántica que aún soy....

Gracias, Muni :)

1 comentario:

ELRAYAN dijo...

a la misma edad que yo.

quizás nos pilló desprovistos de miedos y traumas y por eso siempre lo recordamos como algo bello.

a mi el pudrimiento no me ha vuelto a dejar más disfrutar algo así de la misma manera.

Es hora de hacer un post...