Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

domingo, 30 de noviembre de 2008

Mojo en el café

De qué sirve tener focalizado el objeto en mi punto de mira si alguien sin darme cuenta me ató los pies y las piernas al suelo, y ahora ya no puedo ni moverme?

Así que mojo en el café las ganas de todo lo que se ha quedado en el camino.

Mojo en el café las ganas de contar otras historias.

Y las ganas de vivirlas...

6 comentarios:

Alonso Vegas dijo...

¿Alguna vez has pensando en pasarte al té? Así puedes mojar-te tú también. ^^

Un beso de escafandra.

LOOLA dijo...

A falta de galletas...

Besos brujos!

ELRAYAn dijo...

sabrás decir "aquí estoy"

javixu dijo...

Mientras queden ganas de mojar...

Besitos!

malena dijo...

Tengo una intriga... Si estás atada de pies y manos, cómo haces para mojar algo en ese café??
:D
Desátate mujer, que tú puedes!
besos

Monotributo dijo...

se juntaran los vientos para reflotar de los mares a aquellos barcos piratas buscadores de grandes tesoros ..para encontrar el nuestro.. el mas valioso..el que escondimos y cerramos en compromiso de amarnos...solo hay una llave ..invisible al ojo ajeno y brillante al nuestro...descanza mi reina nuestro secreto esta a salvo....toma pá' vo..y pensar que tengo unos millones mas para regalarte MUÑECA..expreso el genio es decir YO