Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Amor de blog

Puedo saberlo absolutamente todo de tus sueños, de tus risas y tus llantos. Puedo saber qué piensas de todos y de todo, puedo creer que te amo porque tus palabras embelesan y lo sabes. Puedo invitarte a vivir conmigo en el castillo que he creado para ambos en un blog, y puedo ser feliz amando el espacio en blanco que estará ocupando ahora tu mano sobre el teclado, los ojos que seguro estarás poniendo, aunque yo no sepa de qué color son, auqnue no vaya a verlos nunca.
Y que alguien se atreva a decirme que eso no es amor! Que alguien trate de convencerme de que no has entrado en mí y lo has removido todo en cinco segundos, que no cogería ahora mismo un avión para poner rostro a las entradas! Que nadie diga que no siento celos de aquellos que te han leído antes que yo, aquellos que se han enamorado, como yo, de tus palabras.
Y sabes tan bien como yo que el amor no es eso. No responde a razones. No escucha consejos.
¿Sabes tú, contador de historias, qué es mejor, si el mejor de los poemas, o el peor de los besos?
La mejor de las ilusiones, o la más triste de las realidades?
¿Sabes tú, domador de palabras, qué cala más hondo, si la palabra más bonita, o la caricia más intensa?
No se puede amar lo que no tiene cara, lo que no tiene nombre, lo que no tiene voz. El amor es cómo te cae el flequillo indomable sobre la frente, cómo rasgas los papeles de las botellas en los bares. El amor es el humo escapando de tu boca cuando fumas, los besos que me das en cada pliegue.
Las palabras al fin y al cabo son palabras. Las palabras cambian el dueño, cambian el sentido, lo cambian todo, escepto el orden de las letras. Las palabras no son nada al lado del cuerpo a cuerpo.
Aún así, hoy te leo y siento que te amo....

1 comentario:

Yago Bauer dijo...

eso es amor (en negrita, sí), necesitar mas de 65 palabras para intentar explicarlo, porque 65 son muy pocas, y los porqués, en realidad, no caben en ninguna...