Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

sábado, 18 de octubre de 2008

Si me coges de la mano...

Esta vez lo que haces es cogerme de la mano al caminar. Que no te dé verguenza dejar al mundo que vea que nos queremos, que juntos no nos puede nada. Que tus dedos en mis dedos son pura gravedad.

Esta vez hace mucho mucho frío, y no te queda otra que abrazarme fuerte, que crujirme el aliento en el pecho, que cubrirme la cara con tus manos. Es más fácil protegérmela que descongelarla. Hoy no te queda más remedio que comerme con los ojos, hoy lo necesito. Y lo mejor de todo es que para ti hacerme feliz es puro vicio...

Cuando llegas a mi cuarto, apago la luz y tú haces el resto...


Es mentira, lo confieso.
Esta vez me lo he inventado todo.
Pero...
¿Qué más da?

5 comentarios:

malena dijo...

A veces suplimos con la imaginación nuestras falencias, yo lo hago constantemente... Tal vez sea cobarde pero, así estoy siempre segura.
Un beso.

ELRAYAn dijo...

mejor que esto sea inventado, creeme. :-)



tú sabes de acuarelas, y colores. Y eres perfectamente capaz de transformar el carboncillo en un entresijo cromático donde imperen los azules, dentro de ti, simplemente queriéndote.


MUAAAAAAAAA

Nelly en Sepia dijo...

Y qué importa! el límite entre la realidad y la imaginación está hecho para romperlo.

LOOLA dijo...

Espositaaa vayaaa noche surrealistaaa que nos pegamos ayer :D

Inventas muy muy muy bien...

Besos brujos!

javixu dijo...

Ey Julia!! Un placer conocerte...
Ahora que ya he hablado contigo por teléfono, comenzaré a leerte, xD.
Cuida a mi brujita, vale. Que jo, la quiero un montón...
Un besote