Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

viernes, 10 de octubre de 2008

Superficies planas

Busco charcos como una enferma.
La obsesión de esta semana no es otra que comparar reflejos, que estudiar superficies cristalinas e inventarles profundidades.
Al fin y al cabo todo parecen ser apariencias.
La moda de este siglo que comienza es aplanar al hombre y hacerlo una pared sin fondo, sin cajones ni doble cara. Somos un rostro bonito, somos una cara deforme. Somos palabras vacías que se puede llevar el viento sin ningún remordimento. La tedencia de este otoño no es otra que ser cubierta. Es lo que más vende.

Pero yo me niego. Si bien hay cosas que pienso y nunca saldrán de mi boca, al menos aseguro desde YA que todo lo que digo es cierto, todo lo que expreso no es otra cosa que lo que siento, sin lugar a dudas. Porque las palabras me pesan, porque les doy importancia, porque yo soy mucho más de lo que queréis hacer de mí, porque yo me niego a convertirme en el androide informe y opaco que estáis fabricando.
Y por eso no me detendré, y buscaré en los espejos, y añadiré cajones a los armarios, y pintaré fondos a las superficies planas.

Y absténganse de ensuciarme con mentiras los que no defiendan este mismo credo.Que no pierdan el tiempo porque ya me harté.
Porque me he vuelto selectiva y prejuiciosa.

Y no me arrepiento.

1 comentario:

Francisco dijo...

yo también me volví hace mucho tiempo selectivo.

Porque la gente es gente y no hay que darle mayor importancia. Hay mucha gente que es juez sin haber hecho oposiciones. Qué lástima.

yo, de momento, te he seleccionao a tí, si me dejas ;-)