Es difícil decir lo que quiero decir
es penoso negar lo que quiero negar

mejor no lo digo
mejor no lo niego.

Mario Benedetti. "EL PUSILÁNIME",
de "El olvido está lleno de memoria".

lunes, 27 de octubre de 2008

Voy a hacer todas estas cosas...

Voy a construir un puente de mi casa a la tuya para cruzar de noche cuando no me mire nadie. Es cierto que no soy arquitecta, pero he conseguido recolectar linternas de colores para alumbrarme las alturas.
Voy a cargarme la mochila de taladros y clavijas para desatornillar tus ventanas y con ellas empapelarme la habitación, y así poder meterme dentro de tu cama sin permiso y con impunidad, a ser posible cuando estés dormido, y cuando estés durmiendo, para acurrucarme de la misma forma que estás acurrucado tú, y así poder creerme durante un rato que estamos durmiendo juntos.
Y voy a alquilar todas y cada una de las casas que den su fachada a tu fachada, para llenarlas de telescopios y prismáticos y así poder observarte hasta hartarme, si es que eso es posible, que lo dudo mucho.
Y voy a llenarme las habitaciones de comida en conserva para no salir mientras tu no salgas, y voy a comprarme un traje de camuflaje y zapatos sin tacón para seguirte cuando te vayas.
Y voy a pinchar la antena de la televisión por cable de tu casa, y todas y cada una de las emisoras de la radio, y voy a aparecer de cintura para arriba en todas ellas con traje de chaqueta y fondo de telediario para repetirte que te quiero y que te quiero y que te quiero, aunque no me conozcas, y aunque yo no te conozca, para que te vayas quedando con mi cara y con mi voz, y así las reconozcas cuando la veas y la oigas, y así me puedas tocar en el hombro y decirme “aquí estoy”, y yo te diga “te lo dije” porque al fin será verdad.
Y voy a comprarme unas gafas de sol para no guiñar los ojos cuando me mires a la cara, para no ponerme fea, y para que tu cara se refleje en los cristales y tenga tres pagando uno, y pienso echarle fijador a los cristales negros para llevarme el recuerdo de tus caras conmigo, y guardarlo en la funda apenas sin mirarlo para que no se estropee más.
Y voy a comprarme una caja de madera barnizada para guardar las cartas que te pienso escribir y que aún no quiero que leas, y voy a perfumarlas de colonia natural, para que no te enteres cuando las huelas, hasta que no me dé la gana de sacarlas y plantártelas en la cara, y decirte que están ahí para que sólo tú las leas, y que el remitente lo tienes enfrente adornado con lazos de colores y envuelto en papel celofán, esperando que lo abras, esperando que te lo quedes porque de la tienda se escapó.
Y voy a fingir, y a sentir realmente, que tú eres el centro de mi vida, y que todo parte de ti, y hasta ti llega, y que contigo lo es todo y nada quiero si no es así.
Y voy a decidir que ya tengo decido que me apetece que estés conmigo.


Porque hoy me apetece sentir que siento algo...

4 comentarios:

malena dijo...

Estamos algo posesivas?? nah, tal vez me pareció XD
besitos

Alonso Vegas dijo...

argh, yo no te hago comentarios personales, vale? xD

Yo voy comentando lo que dices... mala mala y mas que mala. xDD

(ahora si que es un comentario personal, xD)

como prefieras, pero ya sabes que para comentarios personales yo prefiero lugares personales.

Un beso de petroleo.

Alonso Vegas dijo...

pd: me gustan tus mentiras ;)

ELRAYAn dijo...

sabes que este ha sido el post de la casualidad y la concidencia.


no necesitas ningunas gafas de sol, es imposible que te pongas fea :-)

quieres unas gafas de "ver momentos que estan por llegar"?, siempre lo mejor podrás ver a través de ellas.


MUAAAAAAAAAA